Memorias de una peste…

¿Qué da más rabia que llegue una semana santa y que llueva toda la semana? Pues enfermarse, claro está… Lo que me cabrea es que pedí unos días de vacaciones, salí el viernes de hecho, para hacer diligencias y pasar otros días chéveres y desde el mismo viernes he estado metido en una cama con un pestón de 39.5 ºC de fiebre, las amígdalas como unos cocos de lo inflamadas que están, la garganta super adolorida llegan de placas, en fin, no un pestón sino la mamá de las infecciones. Hacía años que no me enfermaba así, y de hecho, esta es la peor de las infecciones de este tipo que he agarrado. Me tiene contra el piso, literalmente.

Lo que me molesta, porqué demonios tenía que enfermarme en vacaciones? Ahhh… Murphy eres detestable…

Al menos Anoche vi una buena noticia en la tele, no más pico y placa en Chacao… se acabó esa ladilla! Hell yeah!

Un pensamiento sobre “Memorias de una peste…”

  1. Hola coshito!
    Se que te has sentido malísimo estos días… pero ya empiezas a mejorar.
    Ya verás que si podremos disfrutar el resto de las vacaciones.
    Espero no empestarme yo también jejeje.

Deja un comentario