Martes de Lluvia

Hoy el día amanece gris gris. Es un fastidio. Vamos, me gusta la lluvia, y me gusta un día despejado, pero no esto a medias. Si va a llover, que llueva de una vez, que es agradable la lluvia, o que se despeje.

Hoy toca comer sushi, para variar un poco los restaurantes de siempre. Sentará bien porque estoy a un día de las vacas de este año y ya cuento los días para el viaje. Also, me estresa otra vez el puto examen que me toca el viernes y ya me tiene de mal humor el asunto. En fin, a ver si esta vez no tengo tan mala fortuna.

Leo las noticias de Venezuela, y veo como cada vez es más grande la espiral de autodestrucción a donde se dirige mi país. Me da mucha pena, pero a la vez, cada día me siento más y más afortunado de no tener que vivir más ese padecimiento. Y pensar que Venezuela durante muchísimo tiempo fue envidia a nivel mundial por todo lo que podía ofrecer. ¿En que punto el país dio el giro equivocado?

Me piro a seguir currando. El break de 5 minutos para despejar la mente se ha acabado

Un pensamiento sobre “Martes de Lluvia”

  1. Pues en Milan tambien esta feo, asi que no te acompaño en tu pena. Lo malo es salir con lo oscuro y volver con lo oscuro.

    Yo lo unico que me falta de Venezuela son mis cosas. Y la tv. Pero por lo demas estoy como tu, siento que sali justo antes de que se fuera al demonio. Salvado por la campana.

Deja un comentario