Barcelona – La ciudad de Gaudí

Recién llego de mi visita de 4 días a Barcelona con motivo de Visitar a Frank y Anna, conocer la ciudad y asistir al concierto de inicio de gira de U2 y regreso enamorado de una Urbe llena de contrastes y colores

Salimos de Alicante el viernes 26 de mayo en el último vuelo de con dirección a Barcelona, a las 10:45, y una hora después estaba esperándonos Frank en el Aeropuerto. Fue genial encontrarnos luego de tanto tiempo, y comprobar que un pana de toda la viva está viviendo muy bien.

En fin, una hora luego de viaje en bus estábamos en su casa, para cenar unas deliciosas arepas y ponernos al día acerca de todo.

Al día siguiente salimos a recorrer la ciudad. Eso si, luego de dormir MUUUCHO, sin embargo, es preferible salir tarde ya que en el verano el calor es fuerte, y ya que se tiene luz hasta tarde, pues es preferible salir un poquito más tarde cuando el sol no está tan fuerte.

Desde hace muchos años, cuando mi mamá me contó de su primer viaje a Barcelona, y luego de ver las fotos, quería muchísimo conocer esta ciudad, cuna de Gaudí, y debo decir que la ciudad superó mis expectativas, y con creces

La ciudad es simplemente espectacular. Es una urbe muy cosmopolita, llena de muchos contrastes, en donde lo viejo convive con lo nuevo, lo tradicional con lo moderno, y donde confluyen muchas culturas, desde la ultranacionalista catalana, hasta los muchos extranjeros que se han radicado en esta comunidad y le dan un toque varipinto muy bueno.

La mezcla de culturas le da un aire muy agradable a la ciudad, y esto se aprecia en el paseo de La Rambla, en donde se pueden ver desde puestos de venta de animalitos, hasta flores y estatuas humanas que se mueven si les tiras dinero.

La zona del centro, que fue lo primero que conocimos y es muy bonita. La Plaza Cataluña bulle de gente y de allí, el paseo de La Rambla muestra lo que para mi es la esencia de Barcelona. Luego se llega al puerto, con unas tomas muy bonitas, y luego conocemos la parte antigua, el conocido Barrio Gótico, en el cual se aprecia el paso de los años.

Plaza Cataluña

De noche cenamos en el Barrio de Gracia, zona muy movida en la noche, creo que es la zona de marcha, con muchos locales y actividad nocturna. Una buena zona si lo quieres es salir a rumbear

Mercado de la Boquería, en la Rambla

Los días siguientes salimos y conocemos más de la ciudad, La Casa Batlló, La Pedrera, un lugar realmente increíble, La Sagrada Familia, un templo fuera de este mundo, el Parque Güell, La Plaza España. Barcelona es sinónimo de Gaudí y eso se aprecia en cualquier rincón de ella. Su obra afecta indudablemente el entorno de la ciudad, ayudado por el resto de arquitectos y urbanistas que han dado fachada a esta gran urbe posteriormente a este genio

Templo Expiatorio de la Sagrada Familia

Debo hacer un pequeño alto aquí y comentar que no me imaginaba lo espectacular de este monumento. Es una Iglesia, un lugar de culto, pero también es un imán turístico, y vaya que si vale la pena. Es la culminación de todo lo que Gaudí aprendió en su vida se aprecia realmente aquí. La Iglesia por dentro da la sensación de estar en un bosque, y es que Gaudí se inspiraba siempre en la naturaleza para sus obras. Las dos fachadas están inspiradas en el incicio y fin de la vida de Jesús, a quien Gaudí consagra el templo. La facha de la natividad evoca a la naturaleza por todos lados, mientras que la fachada de la pasión, con líneas duras y angulosas nos recuerda el sufrimiento y los últimos días de Jesús de una manera impactante. En fin, una obra para la humanidad, que se financia sólo con el aporte del público, y que me entristece pensar que quizás no llegue a ver culminada, porque la Iglesia ya tiene unos 130 años en cosntrucción, y está más o menos al 50% culminada. Así pues, si Billy Gates o Carlitos Slim quieren contribuir para que este patrimonio cultural de la humanidad quede listo pronto, esta generación se lo agradecerá, jeje

La Pedrera

Entre otro de los lugares que visito está la obligada visita del aficionado al Camp Nou, estadio sede del FC Barcelona. El estadio no lo pude recorrer (aunque en realidad no me haría falta) porque el campo estaba en uso, en preparaciones para el concierto. Sin embargo, la visita al Museo del Club es una bien chévere paro conocer la historia del club, y darme un paseo por los grandes momentos del mismo. El momento cumbre de esta visita es ver las Tres Copas que ganó el Barcelona en esta temporada, La Liga, La copa del Rey y La Liga de Campeones. Un sueño más cumplido, aunque aún me falta ir a algún juego, lo cual haré la próxima temporada, para estrenar las nuevas franelas que conseguí en la tienda.

Museo del FC Barcelona

Finalmente, el momento cumbre, y la razón de haber visitado la ciudad en esta fecha tan calurosa. El día martes 30 de junio era la hora de ver a U2 en concierto. U2 ha sido mi banda favorita de toda la vida, desde que los descubrí por casualidad hace un montón de años con el disco Achtung Baby, por allá a principios de los 90 en el mítico (para mi) Recordland de Sábana Grande, en Caracas. Desde ese momento me volví un seguidor casi incondicional de la banda (salvo Pop, donde a excepción de unas pocas canciones, todo es un asco), y pues siempre había querido verles en vivo. Más en la siguiente entrada

Dicen que una imagen vale más que mil palabras, así que pueden apreciar más de mi visita aquí

Deja un comentario