Viaje Express

Lo bueno de vivir ahora aquí en Europa es que existe un concepto llamado “Aerolíneas Low cost” o de Descuento. Hace poco hablaba con un pana que vive en EEUU y se quejaba como es muy difícil viajar allá, incluso dentro del territorio, que un pasaje de 400 millas le cuesta por lo menos unos 500$, y que no puede viajar a ver a sus padres con la frecuencia que él quisiera

Afortunadamente, aquí, según leí, a mediados o finales de los 90, no se la fecha exacta, muchas aerolíneas pequeñas comenzaron a “eliminar” las “comodidades” o “lujos” de sus aviones y vuelos, en aras de reducir los costos. Limitaciones en el equipaje a 20 Kg, asientos no reclinables, sin película en el vuelo, refrigerios pagos, hacen que pueda viajar de un país a otro por un módico precio de hasta 1 €.

Si, así como lo leen, 1 €. ¿Increíble no? Sale en ocasiones inclusive más barato que un viaje en bus o en trenes…

En fin, a finales del año pasado pillé una buena oferta para viajar en enero, así que compré un par de pasajes ida y vuelta para Ari y para mi para Londres, y el día de Reyes, 6 de enero, nos estábamos embarcando en alicante en un vuelo directo a la tierra de Su Majestad Real y los Beattles.

¿Qué les puedo decir? Bueno, es mi segunda visita, la primera fue en 2005, y cada vez que vuelvo, me enamoro más de esa Nación. De hecho cuando la conocí por primera vez se convirtió en mi lugar ideal para vivir, y aún lo sigue siendo, en su momento me alborotó a millón las ganas de migrar, y bueno, aunque no llegué allí, eme aquí hoy día. Todo es increíblemente organizado, cómodo, puntual, en fin, todo funciona. Es una ciudad cosmopolita al extremo, con gente de cualquier nacionalidad por doquier, y con una cantidad increíble de monumentos y atractivos turísticos para enamorar a cualquiera. En fin, la ciudad ideal

Pues nada, volviendo al tema, En este pequeño viaje (sólo estuvimos del 6 al 8) recorrimos algunos atractivos de la ciudad, y tomamos un tour hacia Windsor, stonhenge y Oxford. Y si, se que faltó muchísimo, pero tres días ( o dos y medio, es poco para todo lo que la ciudad tiene que ofrecer, pero bueno, la idea es volver luego cuando el clima sea mejor ). En resumen, esto fue lo que pasó

En fin, llegamos a Gatwick International Airport a eso de las 11:00 am, y luego de un aterrizzaje no tan suave tomamos el tren hacia el centro, havia Central Victoria, en donde cambiamos al Tube hacia nuestra estación en Bayswater, un lindo y tranquilo barrio en todo el centro turístico de londres. Luego de dejar el equipaje y relajarnos un rato, salimos a caminar, comenzando por Kensington Gardens y observando los melancólicos colores del invierno en Londres, y es que estábamos, en promedio a 1 y 2 º centígrados, por lo que si, hacía frío, QUE JODE! Pero era sabroso.

En los jardines llegamos a Round Pool, un bonito lago el cual estaba parcialmente congelado pero bastante poblado de Patos y cistnes, y mi curiosidad era ¿como los desgraciados esos toleraban tan bien el frío que hacía? Yo tenía las castañas microscópicas del frío tan bestial que hacía XD.  Tomamos unas fotos muy chéveres allí. Luego seguimos caminando, disfrutando el paisaje, pero la sorpresa fue que al llegar las 4 y media de la tarde, a pesar de que hacía un muy buen tiempo, teníamos un sol muy bonito, comenzó a anochecer! Si, el horror!!! A las 5 y media de la tarde ya era de noche. Sin embargo seguimos caminando y disfrutando. Dejaré que las fotos hablen por si solas.

 

no images were found

 

 Kensington Gardens, Hyde Park, Buckinham, Picadilly Circus, La abadía de westminster, el Big Ben, Chinatown (Ese día era la premiere mundial de Defiance – Resistencia en otros lares – ), y estaba armada toda la parafernalia de las luces, la alfombra roja, que se yo, estábamos desde lejos pero eso que uno ve en las pelis o en E! Entertainmet TV, y saberlo allí, pues es emocionante. Al final, rematamos con una buena papa en Chinatown y a dormir.

Dia 2: Ese día hicimos algo distinto. Pillamos un tour que encontramos en un folleto para conocer otros atractivos de Inglaterra. El tour nos llevaría a conocer al Palacio de Windsor (El palacio de Verano de la Reina), luego a Stonehenge y finalmente, la ciudad universitaria Oxford

En primer lugar Windsor, un palacio de esos como de los cuentos. Es mi segunda visita a el palacio y cada vez me gusta más. El cambio de guardia lo vi esta vez desde dentro del palacio y es aún más espectacular. La banda marcial suena muy bien, y el protocolo involucrado en el cambio de guardia es impecable. Valió la pena verla en realidad, aunque las dos veces que la he visto ha sido en invierno, así que siempre me ha tocado verla con el uniforme gris en lugar del característico y popular rojo

Noté un par de zonas del palacio que estaban cerradas esta vez, y siguen con laregla/política nazi de no dejar tomar fotos ¬_¬, jo’er, como si el flash fuese a dañar a una armadura. En fin, fódanse, las libras que pagué me autorizan a tomar las fotos que quiera, así que furtivamente saqué unas cuantas, jejeje. Seeeep, soy un buen exponente de mi tierra

Fotos Furtivas… con todo y regaño las saqué… jeje

Luego de apurarnos un poco (los horarios del tour eran medio apretados ¬¬), arrancamos a Stonehenge. Una hora y media luego de viaje en bus, en mitad de la nada, vemos a lo lejos el mítico círculo de piedras más famoso del mundo, y debo confesar que la sensación es abrumadora. Es decir: Pensaba: ¿Realmente estoy aquí? Para recorrerlo teníamos 45 minutos desde que bajamos del bus, pero fue increíble, tuvimos algo así como una experiencia de pérdida de tiempo. En serio, fue inexplicable, el tiempo se nos fue. ¿Porqué lo digo? Pues porque estábamos tranquilitos recorriendo el círculo. Y Llevábamos apenas una tercera parte recorrida cuando vimos el reloj y caímos en cuenta que ya habían pasado los 45 minutos! o.O. Sí, increíble. Uno pierde la noción del tiempo aquí, así que pues, nada, a correr de regreso al bus.

Finalmente, luego de otra hora, hora y media quizás, llegamos a Oxford, la ciudaden la cual está la famosa Universidad, que en si no es una sola institución llamada Oxford, sino la suma de muchas Escuelas o Colleges, más pequeños, cada una autónoma, que en su totalidad conforman, a través de un consejo de Escuelas, la susodicha Casa de Estudios. El pueblo es muy lindo, pequeño pero muy cálido. Las bicis abundan por todos lados (tal como me habían contado) y el estudiar en edificios que tienen cientos de años me hace imaginare que debe ser una experiencia única. Tienen historia los edificios, como por ejemplo, un lugar donde está la historia de una Reina y porqué se llama Bloody Mary. En fin, tienen mucha gracias las historias asociadas a los lugares o hechos. La historia del pueblo comienza con un convento y una monja, googléenla, me da flojera recordarme todo lo que nos contó el guía. 

Así pues, luego de un recorrido de más o menos hora y media al pueblo, a los principales puntos de interés, (incluídas algunas locaciones de las películas de Harry Potter, o una piedra con un símbolo masónico según el cual JKR se basó para la cicatriz de Harry) algunas tiendas para hacer un poquito de shopping, regresamos a la ciudad, renovados y contentos por un día tan espectacular

Así terminó el segundo de tres días. Llegamos agotados, pero contentos. Para el tercer día teníamos bastantes planes, pero el día estaba medio apretado porque el vuelo de regreso era a las 8, lo que significaba que como muy tarde tendríamos que estar tomando el tren al aeropuerto a las 5:45 pm. Así pues, los museos tendrían que esperar para el próximo viaje y optamos entonces por conocer la famosa Torre de Londres y el Tower Bridge. 

Pues sin palabras, no me imaginaba que este monumento/museo fuera tan espectacular. Sabía que esta Fortaleza fungió como prisión, patíbulo, cámara de torturas, residencia durante mucho tiempo. Las instalaciones están geniales, los cuervos son unos desgraciados, y el tour vale la pena. Recorrerla lleva bastante, para apreciar y disfrutar lo que hay que ofrecer. Allí en la torre está una bóveda al más puro estilo película James Bond, donde están las Joyas de la Corona, desde la que usuaron hace un montón de cientos de años hasta las más reciente. En resumen, se reduce en pura ostentación a mi parecer, pero es interesante conocer el ritual de coronación de la realeza. 

En fin, luego de un día allí, regresamos corriendo al hotel, recogimos nuestros macundales, y a pirar de regreso. A las 11:10 minutos de la noche estábamos aterrizando en Alicante, con un tanto de niebla, afortunados porque al día siguiente, que mis suegros se regresaban a Venezuela fue que se desató la borrasca esa salvaje que cerró varios aeropuertos en toda Europa

En resumen, un viaje para recordar, que supo a poquito, pero que pronto continuará

Y ahora, sólo queda planificar el próximo viaje, puede que sea afuera, o puede que sea aquí mismo en España, que también tiene muchísimo que ofrecer

 

PD – Creo que me salió largo el post.. .bueh.. quien sabe hasta cuando vuelva a escribir otra vez… 

PD2 – Las fotos completas del viaje la pueden ver en la Galería de Londres

3 pensamientos sobre “Viaje Express”

Deja un comentario