Alicante – Mi nueva Ciudad (III)

Hace ya una algún tiempo que fue la fiesta de las hogueras, pero creo que es justo que les comente un poco al respecto aunque sea un poco tarde

Hacia las semanas en las que ocurre esta fiesta, Alicante se vuelve una sola rumba y es una tradición bastante bonita. Anualmente, el día de San Juan, se celebra la fiesta de las Fogueres (Hogueras, quemas, en Valenciano), en la que las grupos encargados y con tradición en cada barrio dan lo mejor de si por crear su Ninot, un muñeco grandote que será quemado esa noche. Suena pagano, suena sencillo, pero hay mucho más detrás de esto

Ninot

La fiesta se origina en muchos lugares de Europa, y conmemora la llegada del verano con la quema de algún tipo de figura o trastos viejos, y la celebración en familia o conocidos de la llegada de tan anhelada temporada. Esta fiesta es también conocida como Las Hogueras De San Juán, ya que es precisamente en la Noche de Ese día hacia el 25 que se efectúa la quema.  A partir del 20 de junio se plantan los Ninots, o los monumentos que serán quemados, no sin que antes un jurado haya elegido a la ganadora entre diferentes categorías y tamaños, desde especial hasta 6ta.

Hoguera del puerto

Mis amigas, Ari y Yo – A por la Reconquista de España!

Cada año, Los alicantinos desfilan y eligen en cada barrio a sus bellezas del Foc, y entre todas se elige a la Belleza, Belleza infantil, y mini Belleza del Foc del año, quien representará a la ciudad en una diversidad de actos en toda la comunidad Alicantina. Se hacen desfiles y muchos actos en la ciudad, todo preludio al día de san Juan. Una semana antes comienza el concurso de Mazcletás. Que es esto? pues fácil, petardos, tumbarranchos, matasuegras, etc. En la plaza de los luceros, en el centro, se hace un espectáculo de explosiones coreografiadas, que dura más o menos 15 minutos, que suenan durísimo, y un jurado evalúa no se que factores y deciden un ganador. Es una fiesta importante. Se celebran además corridas de toros, y hacia la fiesta, se celebran las Barracas y Barracones, donde encierran una calle y la gente va a comer y beber allí en familia o conocidos. No es gratis, eso si, entrar en una barraca durante la fiesta, el permiso de usarla puede costar desde 200 hasta 800€ las mejores ubicadas

Luego llega el día de San Juan y es el día en que queman las Hogueras, donde entre las lágrimas de los creadores y alguna que otra belleza, con un preludio de fuegos artificiales iniciado por la Gran Palmera lanzada desde el Castillo de Santa Bárbara que es fácilmente visible por toda la ciudad, les prenden fuego a los Ninots. La gente disfruta como arden y en medio del calor del verano que se empieza a colar, piden agua a los bomberos. Sin embargo, estos están ocupados con cuidar que los edificios no se incendien, por lo que no le prestan atención a la audiencia, y es aquí donde viene la parte que disfruta la gente. Insultar a los bomberos para que les echen agua. Al final de cuentas, en medio de la euforia colectiva, se goza un mundo.

Arden las Hogueras

Luego, para cerrar el ciclo de fiestas, vienen los Castels, o Castillos, que son festivales de fuegos artificiales que lanzan desde el puerto de la ciudad. Son competencias internacionales que duran una semana, y todos los días, a la medianoche, una agrupación diferente se encarga de la pirotecnia. Es alucinante, como dicen por aquí, jamás en mi vida había visto fuegos artificiales tan espectaculares. Uno queda hipnotizado por esas luces que durante 20 minutos o más en promedio alumbran el cielo nocturno en una inmensa diversidad de colores. Para el recuerdo.

Fuego en el Cielo de Playa Postiguet

Como si fuera poco, luego en el paseo de la Explanada, el malecón que está con la playa es incendiado y explota al compás de muchos fuegos artificiales que luego la alumbran durante un rato y parece un río de fuego. Un cierre memorable para una experiencia increíble.

Ese día, adicionalmente, había un espectáculo más, que a pesar de ser un ardid publicitario de una marca de Cerveza, estaba interesante, y era el de los Demonios o Diablos del Foc, una cuerda de “Gamberros” jugando con fuego a lo largo de una de las plazas, pero también fue bastante entretenido

Demonios del Foc

En resumen, no esperaba llegar en medio de tal fiesta, que parece ser la más importante de la región, y honestamente no tenía ni la más remota idea de que esto se hacía, pero es un espectáculo bien bonito que vale la pena ver. El año que viene, me voy a ver las Fallas en Valencia, que es algo así como el papá y la mamá de las hogueras. Allá los Ninots miden mínimo 25 metros de alto!

PD – Alguien puede explicarme como fue que MHD se vino a matar tigres aquí en Alicante? Esta foto es la prueba del crimen!

Un pensamiento sobre “Alicante – Mi nueva Ciudad (III)”

Deja un comentario