Alicante – Mi nueva ciudad (1)

Tenía pendiente esto desde hace algún tiempo, ya casi tengo tres semanas de haber llegado a Alicante y aún no escribo nada. Ya que por fin estoy establecido puedo escribir al respecto. Esto será largo, así que para que aquellos 2 gatos que leen y no comentan no se quejen, quizás parta el post en varias entregas, jeje.

Como escribí hace poco, el 30 de Mayo Arianne y yo llegamos a España, y luego de algunos trámites obligatorios en Madrid, nos tocó partir hacia Alicante, la ciudad donde durante un buen tiempo viviremos e iniciaremos nuestra vida de Casados.

Para comenzar, el martes 3 en la tarde firmé mi contrato laboral ilimitado, es decir, a tiempo indefinido con la empresa con la que estaré trabajando aquí en España de ahora en adelante, me entregaron los pasajes para mi y Ari para viajar hacia Alicante, y la sorpresa fue que sería por tren, bueno, suena interesante para conocer un poco. Viajaríamos en el Renfe, que es el sistema ferroviario de España. Los trenes son una nota, de lo más cuidados y lindos. Hay unos más nuevos, el AVE, los de alta velocidad, pero aún son un lujo y más costosos, pero igual en los del Renfe se viaja de lo mejor. La nota discordante es que había un límite de equipaje de tres maletas por persona y que no superaran los 20 Kg!!! Joder haberlo dicho antes, y eso que lo pregunté, total que menos mal que aplicando la del venezolano así full pila, logramos meter las 7 maletas, más o menos unos 140 kilos o.O en el tren, y lo mejor fue un par de viejas encopetadas pajúas que se creían la verga de triana y estaban con una necedad fueron regañadas por el “ruletero” o el que acomoda los equipajes del tren

En todo caso, luego de tres horas y media y 450 kilómetros ya estábamos en Alicante.

Ok, sorpresa Nº 2, no nos iban a recoger a la estación, nos tocó coger un taxi hasta el Hotel, bueno, todo bien, llegamos al Hotel NH Alicante, un hotel de lo más nice en la Calle México Nº 18, en el cual nos quedamos durante un par de semanas. Ese día, luego de llegar y tomar un descanso, se hacen más o menos las tres de la tarde y yo digo nada, que se jodan, me quedo descansando porque estoy mamao. Mañana vamos a conocer al cliente. Na na, no te vistas que no vas. Aquí el horario es diferente, como el sol se esconde bien tarde en la noche, como a eso de las 10, entonces se trabaja hasta bien tarde, por eso a golpe de 4:00 pm fuimos a la oficina a conocer al cliente, en este caso, me tocaría trabajar en algo nuevo para mi, Contabilidad, pero nada que no se pueda aprender. Lo mejor, me quedaba cerquita del hotel, sólo caminaba 15 minutos y ya estaba en la oficina

La Calle Ebanistería, donde trabajo

Así pues, me informan del trabajo, que estaré haciendo, los horarios, las rutas de los buses, conozco a mis compañeros de trabajo, bien buena nota ellos, incluyendo al supervisor y nada a trabajar, por lo que aún no le metía mucho el ojo a la ciudad. Lo mejor de todo, el horario de trabajo, aunque hay que acostumbrarse eh? Aquí se trabaja corrido desde las 8:00 am hasta las 3:00 pm, así como leen, corrido, sin pausas. Para nosotros, que paramos para comer a las 12:00 m es un shock, pero bueno uno se acostumbra. Como estoy en el equipo de trabajo del cliente, pues me sale trabajar bajo su horario, así que sólo debo cumplir 40 horas a la semana.. Yeahhh. ¿Donde está lo bueno?, pues que trabajando en el horario mencionado hago 35 horas, por lo que las otras 5 horas las puedo trabajar como mejor me parezca, es decir, puedo trabajar el lunes en vez de hasta las 3:00 pm hasta las 8:00 pm y el resto de la semana salgo a las 3:00 pm. Ojo, salir a las 8:00 de la tarde aquí es distinto, aún hay sol y además todos los negocios aún están abiertos, todo cierra a las 9:30 a 10:00 pm.

Vista desde el Hotel

Ese fue el segundo shock, toda vaina cierra para la siesta, es decir, entre las 2:00 pm y 5:00 pm vas a conseguir todo los negocios cerrados, todos!!! es decir, es la hora en que mono no carga a su hijo y si lo carga es por un ratico! o.O Sin embargo, el día rinde, rinde bastante, aún saliendo a las 8 de la noche aún da tiempo de hacer algunas diligencias, pero eso si, no las bancarias, los bancos cierran a las 2:00 pm… joder!

En fin, estuvimos en el hotel y durante ese tiempo estuvimos buscando piso. Luego de dar vuelta por la web, visitar algunas agencias inmobiliarias, y ver varios pisos, nos decidimos por un bonito apartamento de 3 habitaciones y dos baños en pleno centro de alicante. Es un piso bastante grande, y un pelín fuera del presupuesto original, pero vale la pena por todo el valor agregado que tiene

Donde Vivo, Calle Reyes Católicos

Lo bueno, tengo cerca todo, la parada de los buses, el corte ingles, panaderías, perfumerías, el mercado, varios de hecho, farmacias, lo que sea. Estar en el centro es tenerlo todo, todo! Además, existe una diferencia entre el centro aquí y el Centro en Venezuela. Aquí es full tranquilo, organizado, callado, cívico. Lo malo, no está tan cerca de la oficina, aunque en realidad no es problema. La parada del bus de transporte público me queda a 1 cuadra de mi casa, y el transporte de la empresa me queda a 4 cuadras, así que básicamente me llevan a la puerta del trabajo. Me levanto un poco más temprano, pero puedo dormir la siesta, jajaja

Conseguimos un apartamento, que a pesar de tener tiempo está reformado y bien cuidado, todo cerradito en sus ventanas, completamente amoblado, con aire acondicionado en la sala y el cuarto principal, tenemos vista a la calle, y al fondo se puede ver parte del Castillo de Santa Bárbara que aún no visitamos, ejem, no pregunten porqué. Aquí Vivo, y vean lo cerquita que está todo 😀

My House

Sin embargo, comparto el piso con un par de vecinitas que no están nada mal, dos pollitas de lo más ricas, para muestra un botón aquí y aquí, pero shhh… que Ari no se entere

Que a que están para hacer una sopita de pichón eh? jejeje

Ahora, hablándoles un poco de Alicante, les cuento que está al sur-este de España, forma parte de la comunidad Valenciana y es un destino de Veraneo y Turístico europeo, y por estas fechas se llena de una gran cantidad de gente. Así que Ari, que escapa a los caraqueñitos que invadían el puerto, ahora le toca calarse a todos los guarichitos europeitos… jajaja. Alicante tiene algunas playas, y la gente viene por montones, de hecho toda la zona de la costa dese Murcia hasta Valencia es de Veraneo, y la rumba por esta época es doble por la fiesta de los Foguerers y las Hogueras, más de ello más adelante.

Imagen tomada de La Otra Ventana ^_^

La ciudad te dice por todos lados que es un pueblo costero, por lo que Ari llegando comenta: Me siento como en mi pueblo, es una ciudad que al final de cuentas es un pueblo grande, pero muy muy agradable, bastante organizada, limpia, la gente muy educada y muy bonita. Sin embargo, tiene todos los atractivos del primer mundo que uno podría esperar aquí.

Bueno, eso es todo por ahora, más en la siguiente entrega

4 pensamientos sobre “Alicante – Mi nueva ciudad (1)”

  1. Que buena experiencia estan viviendo por alla, por lo que veo van a estar un buen tiempo entre shock y shock jeje

    Que rata vale, cai con las pollitas!!

  2. Pero es que eso es lo bueno, que lleguen los huéspedes indeseados para echarlos de lo lindo… llamo a la “Guardia Civil” 😀

    Hmm… ese estado Alien según es lo que los hace buenos para muchas enfermedades

  3. Asco, yo no me podria comer esos pichon es, el solo hecho de haberlos visto asi, en su estado “alien” me impide procesarlos como comida, del resto fino, esta chevere la ciudad, me enrede en el asunto de los horarios.

    PS: no des la direccion! XD Puede que lleguen huespedes indeseados.

  4. Ahjajajajaja, estás loco?
    Para qué posteaste la dirección en Alicante?
    Nos van a mandar a los “Tal Ivanes” con un regalito…

    Por cierto, al par de pichones no los tocas. Ya están por salir volando del nido. Despues que se puedan valer por si mismos, les cerramos el changarro.

Deja un comentario