Café – Mi nuevo mejor amigo

Antes de empezar a trabajar no bebía café. No porque no me gustase, que en realidad me agradaba poco, sino porque no me provocaba. En mi casa no lo preparaban, y no sentía la necesidad. Posteriormente cuando empecé a trabajar hace un montón de años, me volví un bebedor de café social. Es decir, el cafecito para el break de mañana y tarde para hablar un rato. Y el de la comida. Llegué a beber hasta tres tazas enormes al día. Sigue leyendo

Ya no puedo dormir

Eso. El sueño es algo a lo que he dicho adios. Al menos en los próximos meses. Esto sin embargo no es una queja, sino que viene motivado por una alegría, y es que el día 28 de junio, con dos semanas de adelanto, ha llegado mi primera hija. Diana Gabriela nació la tarde de un día de verano del año 2014, y alegró las vidas de sus padres, abuelos, primos y demás familia.

Ahora comienza mi vida 2.0, la de padre orgulloso, sobreprotector, temeroso de no hacerlo bien, pero por sobre todo, con la mayor ilusión de traer a este mundo a una personita a la que hemos querido desde hace ya mucho tiempo.

Cuando supe que venías, esta canción fue la que sonó en mi mente.

Imagen de previsualización de YouTube