4 meses

Increíble que hace 4 meses llegó la nena a nuestras vidas. El tiempo pasa rápido y uno no se da cuenta. En esos 4 meses vinieron y se regresaron mis suegros, y más adelante, le tocó a mi madre. En ese tiempo la nena ha crecido un montón, y cada día está más viva y despierta. Esto de ser padre es un sin parar desde el momento en que nace, pero tiene sus recompensas intangibles que superan cualquier “sacrificio”. Verla sonreir y darte cuenta como cada día está más despierta, atenta, lista, y saber que te reconoce es una satisfacción que no tiene precio.

En fin, 4 meses que ha cumplido la nena, hace ya casi 2 semanas, pero igual feliz cumplemes a la tal Diana

Los veganos

Desde hace tiempo tenía pendiente comentar acerca de esta secta, porque para mi eso es lo que son, por la forma de comportarse.

En primer lugar, definamos vegano. No es un extraterrestre venido del sistema Vega, en la constelación de Lyra, ni de un individuo oriundo de las Vegas. Hablo de aquellos veganos que tienen una filosofía de vida, en la que los animales les dan alergia. Bueno, no exactamente, pero así parece. Sigue leyendo

Café – Mi nuevo mejor amigo

Antes de empezar a trabajar no bebía café. No porque no me gustase, que en realidad me agradaba poco, sino porque no me provocaba. En mi casa no lo preparaban, y no sentía la necesidad. Posteriormente cuando empecé a trabajar hace un montón de años, me volví un bebedor de café social. Es decir, el cafecito para el break de mañana y tarde para hablar un rato. Y el de la comida. Llegué a beber hasta tres tazas enormes al día. Sigue leyendo

Ya no puedo dormir

Eso. El sueño es algo a lo que he dicho adios. Al menos en los próximos meses. Esto sin embargo no es una queja, sino que viene motivado por una alegría, y es que el día 28 de junio, con dos semanas de adelanto, ha llegado mi primera hija. Diana Gabriela nació la tarde de un día de verano del año 2014, y alegró las vidas de sus padres, abuelos, primos y demás familia.

Ahora comienza mi vida 2.0, la de padre orgulloso, sobreprotector, temeroso de no hacerlo bien, pero por sobre todo, con la mayor ilusión de traer a este mundo a una personita a la que hemos querido desde hace ya mucho tiempo.

Cuando supe que venías, esta canción fue la que sonó en mi mente.

Imagen de previsualización de YouTube